• Quedan excluidos todo tipo de animales catalogados altamente peligrosos, ilegales, animales que no sean de compañía y/o de un peso superior a 10 kilos.
  • En caso de admisión excepcional por parte del alojamiento de animales considerados de raza peligrosa, el establecimiento exigirá a la hora de formalizar la estancia el correspondiente carnet de tenencia de raza peligrosa, el seguro de responsabilidad civil del animal y serán de obligado cumplimiento las normas de seguridad relativas a estas razas (correa, bozal, etc.)
  • Aunque se colocaran fundas, no se permite subir a camas, sofás o al resto del mobiliario del alojamiento.
  • Nunca se usará ropa de cama, ni de baño, pertenecientes al alojamiento para el uso del animal.
  • Queda prohibida la entrada de mascotas en zonas asignadas a otros clientes.
  • Los propietarios tendrán la obligación de mantener durante la estancia al animal en óptimas condiciones de aseo e higiénico sanitarias durante la estancia y con la documentación veterinaria en regla.
  • Los propietarios serán totalmente responsables del comportamiento del animal, así como de los posibles daños a terceros o a los bienes del alojamiento. 
  • Queda prohibido dejar al animal solo en las dependencias del alojamiento.
  • Si por causa de fuerza mayor no pudiera llevar lo consigo, el animal deberá dejarse dentro de un transportín adecuado a su tamaño, con agua y comida en sus contenedores adecuados y avisar inmediatamente al personal del alojamiento.
  • Queda prohibido dejar al animal suelto. En las zonas comunes el animal deberá ir atado con correa corta y el propietario velará por el buen comportamiento del animal hacia el establecimiento y la convivencia con el resto de huéspedes y/o otras mascotas alojadas.